hoy corro yo

en esto de cumpleaños ya tuvimos cada nueve de octubre dias mejores, unas veces mas a gusto que otras pero, como una obligación, nunca dejamos de cumprirlo, mismo cuando por primera vez hice 51 precedidos de los 52 presentes me olvidé de hacerlos, se olvidaron otros que los hacia, pero yo no.
y los hice...los 52 corriendo en solitário, los 51 amargando en solitário, con algo en común, prefiero los primeros, que son los últmos y sé lo que me espera, que los últimos que fueron los primeros olvidados en mi vida y no sabia lo que me esperaba.
como todo, según dicen, el tiempo se encargará de desimular lo amargo que de vez en cuando la vida te hace probar..., según dicem.
ahyer, perseguiendo mi presente devaneo, resultado en gran parte de lo que en su dia me fue sugerido, hice 01H56' por los camiños habituales, ó sea la mata nacional del choupal, con una manãna soleada y bienvenida despues de 3 dias de llúvia, lo que me dejó más ó menos satisfecho, espero que las ya perceptivas sensaciones de cansacio en mis piernas sean el resultado natural de lo que tengo hecho y que trás la recuperación que les espera para la semana de 19 a 24 sepan portarse a la altura de las circunstancias,
me tengo acordado de tu tierra, cada vez mas la hecho de menos y siento ganas de volver, yo sé que volveré, no sé lo que me espera, ó sé muy bien lo que voy a sentir y será por saberlo que quiero volver...
a coruña, en donde nadie es forastero, ciudad de los cristales...hierem de muerte sus cristales,
y no es una cuestión de no tener arte ó por la tener, confiarle en demasia, hieren porque te ciegan cuando los miras mucho...quizás sea esa su ventaja, dejar que se miren con aprecio y admiración a ojos desnudos, sin tener en cuenta que para mirarlos bien y sin riesgos hay que ser por la manaña, que están dormidos ó por la madrugada, ya cansados y sin brillo, porque se les miras cuando brillan en su esplendor...hieren.



1 comentário:

  1. Felicidades y muy buen entreno, amigo mío; un saludo, te seguiré leyendo.

    ResponderEliminar

bota aí o que queiras